Elaboración

 
Nuestra agricultura es respetuosa con el medioambiente y buscamos la tipicidad y esencia de esta.
La composición del suelo de nuestra Finca, junto con la climatología de la zona, hace que se cultiven las variedades siguientes:
 
Uvas blancas
Macabeo:  Produce un vino de calidad, afrutado, ligero y equilibrado.
Parellada: Aporta finura, frescura, ligereza, y aromas afrutados.
Xarel.lo: Obtenemos un vino consistente con cuerpo, equilibrado y un poco ácido.
 
Uvas negras
Merlot: Produce un vino de muy buena calidad.
Estas variedades se vendimian desde finales de agosto a finales de septiembre. De la primera prensada obtenemos el mosto flor que utilizaremos como base  para  nuestros vinos y cavas.
Mientras estos mostos reposan en nuestras tinas, los hacemos fermentar a bajas temperaturas, conservando así todos sus aromas.
Una vez terminado el complejo proceso de vinificación, el vino descansa en las tinajas hasta el mes de abril que es cuando procedemos a su “tiraje”, poniendo este vino base de “cupada” con azúcar y levaduras dentro de las botellas para que se lleve a término la segunda fermentación convirtiendo este vino en Cava.
El cava restará de 24 a 40 meses en reposo. Este será el tiempo de envejecimiento o crianza que configurará su aspecto.
Transcurrido su período de crianza, esclarecemos la botella y procedemos a su degüelle dejando la botella de cava tal y como saldrá al mercado.